Dom. 20 de mayo de 2018
Home / cosas curiosas / Dimite el pionero en clonación tras admitir que ‘inventó’ sus datos

Dimite el pionero en clonación tras admitir que ‘inventó’ sus datos

SEÚL | MADRID.- El científico surcoreano Woo Suk Hwang ha pedido disculpas y ha anunciado la dimisión de su cargo como profesor universitario tras admitir que falsificó “a propósito”, no por un “error accidental”, algunos datos sobre células madre de embriones humanos clonados, según los resultados de un estudio llevado a cabo por la Universidad Nacional de Seúl.

Hwang, considerado un héroe en Corea del Sur por sus supuestos logros científicos, ha pedido también perdón al pueblo surcoreano en una conferencia de prensa televisada. Sus investigaciones le habían colocado en la vanguardia de los estudios genéticos para tratar enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson y la diabetes.

El científico, sin embargo, asegura que la tecnología utilizada para la ahora dudosa clonación de embriones humanos es una realidad y pertenece a Corea del Sur. “Lo demostraré”, ha declarado el científico que reconoció que en el momento de la publicación de los artículos, su equipo había creado sólo ocho líneas celulares. Pero, según Hwang, tres líneas más fueron creadas posteriormente.

Sin embargo, el comité de la Universidad de Seúl que investiga el caso del científico, afirmó unas horas antes de la dimisión de Hwang que éste había manipulado los datos sobre células madre de embriones humanos clonados.

De 11 a dos dudosas líneas celulares

La investigación se inició a partir de las declaraciones del doctor Sung il-Roh, un colaborador de Hwang, realizadas la semana pasada. El Dr. Roh manifestó que el científico coreano le había confesado que “no había células madre clonadas, que había presentado células madre de tejidos obtenidas en mi laboratorio, y que de las 11 presentadas nueve ni siquiera existían”.

El comité, tras entrevistarse con Hwang y una docena de colaboradores, ha informado ahora que el profesor manipuló “de forma intencionada” los datos para mostrar que había logrado producir 11 líneas celulares procedentes de embriones humanos clonados de varios pacientes, mientras que en realidad sólo obtuvo dos líneas celulares.

De las otras nueve líneas celulares, cuatro cultivos se contaminaron accidentalmente en enero de 2005 y no pudo verificarse si llegaron a desarrollarse como células madre. De dos líneas no hay registros que prueben el éxito del experimento y en las otras tres se detectaron colonias celulares que no habían llegado a ser líneas de células madre cuando el informe del estudio fue presentado.

Para falsificar los resultados de ADN, según la universidad, el equipo del doctor Hwang dividió las células de un paciente en dos tubos de laboratorio para su análisis, en lugar de clonarlas a partir de las células de cada paciente.

La confirmación de si las dos líneas celulares, de las que todavía no hay datos que demuestren su falsedad, son en realidad células madre clonadas a partir de un paciente será determinada una vez analizado el ADN. Los resultados serán evaluados por tres laboratorios diferentes.

“El artículo de 2005 firmado por el profesor Hwang [en la revista estadounidense ‘Science’] no incluía errores accidentales, sino que se ha falsificado a sabiendas, y esto constituye una falta de ética muy grave”, ha asegurado Roe Jung-hye, directora del departamento de investigación de la Universidad.

Para los nueve investigadores que constituyen el comité, resulta “inevitable” una sanción tras conocerse esta falsificación parcial.

El orgullo de un país

El Gobierno surcoreano, que ha apoyado firmemente a Hwang y le designó el primer ‘gran científico’ del país, ha afirmado que está “triste” por los hallazgos de la investigación. El Ministerio de Ciencia y Tecnología ha manifestado que el Gobierno confía en la investigación de la universidad y “considera necesarias medidas de seguimiento (…) incluida la posibilidad de suspender los fondos de investigación para el profesor Hwang Woo Suk”.

Desde 2002, Hwang ha recibido 40 millones de dólares (unos 34 millones de euros) tan sólo en fondos procedentes del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

La Universidad Nacional de Seúl empezó la semana pasada a investigar la veracidad de los logros de Hwang tras la polémica generada a raíz de una posible manipulación de datos denunciada inicialmente por la televisión local MBC. Ahora, el comité analizará también la clonación de un perro, trabajo que está siendo también revisado por la revista ‘Nature’, y un estudio académico de 2004 sobre la clonación de los primeros embriones humanos para investigación.

Hwang ya tuvo que dimitir de su cargo como director de la Fundación Mundial de Células Madre tras reconocer que no sólo algunas de las llamadas ‘voluntarias’ habían recibido 1.200 euros por donar óvulos, sino también que algunas becarias de su equipo habían suministrado óvulos para sus trabajos.

Viernes, 23 de diciembre de 2005, El Mundo

te puede interesar

máquina expendedora de oro en un Hotel de Madrid

El Hotel Palace de Madrid cuenta desde este jueves con una máquina vendedora de monedas …

Un comentario

  1. La clonación tiene una dimensión ética en cuanto que existe el peligro de utilizar la vida humana para determinados intereses. Te recomiendo un artículo
    http://www.almudi.org/App/Asp/Noticias/noticias.asp?n=1888

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *