dom. 18 de noviembre de 2018
Home / cosas curiosas / Experiencias cercanas a la muerte: fisiológico o sobrenatural

Experiencias cercanas a la muerte: fisiológico o sobrenatural

Una luz al final del túnel. Muchas veces se nos ha mostrado así en el cine o hemos escuchado cómo una persona que ha estado al borde de la muerte aseguraba verla, así como otras experiencias, tales como sensaciones de mucha alegría, sentirse fuera del cuerpo e, incluso, poderse ver desde fuera de su cuerpo. Muchas siempre asociadas más a lo místico y religioso. Aunque cada vez son más quienes intentan dar una respuesta científica a este hecho.

Recientes estudios, como el realizado por el equipo de la doctora Zalika Klemenc-Ketis, de la universidad de Maribor (Eslovenia), intentan dar una nueva respuesta científica a estas experiencias.

Para ello, analizaron los casos de 52 personas que habían sufrido un ataque cardíaco, de los cuales 11 habían experimentado estas percepciones (experiencias cercanas a la muerte o ECM).

La conclusión fue en que en estos casos de ECM suele darse un denominador común: un aumento de dióxido de carbono en la sangre que es provocado por el paro cardíaco. La privación de oxígeno también fue determinada como otra de las causas de las ECM.

“Hay que seguir estudiando este tipo de casos, todavía estamos en el comienzo”, explicó, en palabras recogidas por Livescience, la doctora Klemenc-Ketis, ya que su equipo no pudo determinar con exactitud si la existencia de esos niveles de dióxido de carbono se debían únicamente al paro cardíaco o también a una condición preexistente en el indivíduo estudiado.

De igual manera tampoco se pudo determinar si estas ECM estaban relacionadas con una de las causas más aceptadas desde el punto de vista científico: la anoxia (muerte neuronal por falta de oxígeno en el cerebro).

Falta de oxígeno en el cerebro

La privación de oxígeno en el cerebro lleva estudiándose décadas para dar respuesta a las ECM. Ya en 1993, la doctora Susan Blackmore, autora del libro Dying to Live: Near-Death Experiences, explicaba que experiencias de este tipo, tales como una euforia desmesurada o caminar hacia una luz al final de un túnel eran síntomas típicos de la falta de oxígeno en el cerebro.

En lo referente al dióxido de carbono sí existen estudios donde se relaciona la inhalación de dióxido de carbono en mayores cantidades a lo habitual (como por ejemplo en lugares de gran altitud) con alucinaciones muy semejantes a las descritas anteriormente.

También drogas en actual aumento de consumo como la ketamina (un anestésico veterinario que antes se utilizó en humanos) provocan alucinaciones como las descritas.

Fuente: 20minutos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.